La Piedad. El contraste, la vida que se acaba (todavía falta trecho, diría Chon)

Ese de la foto soy yo. Una sopa de su propio chocolate a Silviano, a quien Miguel agarró descuidado, durante un comercial, je je y ja

Anuncios