La Piedad. Los hermanos Petrita y Silviano Martínez Campos

En la fuente del templo de El Señor de la Piedad. Foto de Silvina Mora

La Piedad. Silvina Mora y Petrita Martínez

En la fuente junto al templo de El Señor de la Piedad. Foto de Silviano

Muchachas de Penjamillo

Foto presidencia municipal

La Piedad. Juventud, arte, imaginación, 2

Coro juvenil de Chihuahua, la víspera de su presentación. Foto de Silviano, en otra vista

La Piedad. Juventud, arte, imaginación

Coro juvenil de Chihuahua, la víspera de su presentacioón. Foto de Silviano

La Piedad. De la convivencia por aniversario de José Luis y Martha


José Luis Campos Espinoza y Martha Rodríguez Escamilla, celebraron el 30 aniversario de su matrimonio, el 12 de junio. Una misa de acción de Gracias en el templo de La Purísima y una convivivencia reunió a familiares y amistades, que compartieron calor humano, afecto y amistad con los festejados. Ellos estuvieron acompañados desde luego por sus tres hijos, Raúl, Arturo y Miguel, quienes a su vez conjuntaron la alegría y el vigor juveniles de sus primos, parientes y amigos para celebrar a sus padres. De todo ello, dan cuenta las siguientes fotografías de Silviano Martínez Campos.

+++++
G A L E R I A D E F O T O S

Mesa juvenil


Raquel, en amena charla con familiares






Sra. Raquel Escamilla Salcedo, mamá de Martha



Silviano. Foto de Miry






Silviano. Foto de Miry


Lupita, Silviano, Mago






Los Primos se convocan, para una foto del recuerdo



La Chiquis y su amiga



Raúl Campos Smith


Eva Gabriela



Carmelita


Miry, Lili


Lupita.Silviano, Margarita, Josefina. Foto de Miry

Los primos

Martínez Campos, Campos Smith, Campos Martínez, Campos Rodríguez, Solorio Campos. Sandra, Liliana, Erique, Raúl, Arturo, Miguel, Emmanuel, Miryam, Miguel, Carmen, Melina, Susi. Son los primos, y más que faltan

Los primos de La Piedad


Los mismos, de otro ángulo



La Chiquis y su amiga


Carmen,Melina, Emmanuel, Raúl


Eva Gabriela (La Chiqis)


Emmanuel, Carmerlita, Raúl


Carmelita

La Chiquis y su amiguita

Miry, Lili

Silviano, Mago, en foto de Miry


Las amistades. Tere, Lalo, Marco


Lupita y Miry


Lili, Mago, Jóse


Margarita, Josefina


Quique y Tere


Quique y Tere, 2


José Luis y Martha, los festejados


En el templo de La Purísima


Artuto y Miguel Campos Rodríguez


Durante la misa en la Purísima, los hijos. Al fondo, Raúl Campos Rodríguez


Miguel, Arturo


Durante la celebración


La misa, parte de los asistentes



Eva Valeria


Poco antes de la celebración


El templo, antes de la celebración, otra vista


En misa


Asistentes a la misa en La Purísima


En la misa


Los festejados y sus hijos en el templo


Martha Rodríguez, José Luis Campos y los hijos Raúl, Arturo y Miguel Campos Rodríguez


Margo y Tere


Martita


Emmanuel


Eva Valeria, Violeta y al fondo Emmanuel


Eva Valeria y Violeta


Violeta y Susi


Con los amigos


Durante el convivio


La Piedad. Luz Adrea Campos Durán y Fabiola Díaz Rizo

Foto de Silviano

La Piedad. Muchachas en el centro de la ciudad

Foto Silviano

Laz Piedad. A un costado del templo se ve a Gloria con Itsel, Montserrat y Juan Pablo

Foto de Silviano

¡Descanse en paz el Pbro. José Luis Sahagún!

¡Descanse en paz el Pbro. José Luis Sahagún!
Sabado, 27.02.2010, 06:53pm (GMT-5)

Uruapan, Michoacán. Lo despidieron como vivió: entre aplausos y muestras de cariño. En esta ciudad a la que le dedicó su ministerio y en la que promovió la educación de los jóvenes, falleció, fue velado y sus cenizas depositadas en la parroquia que dirigió durante 27 años, la de San Francisco, el santo patrono de Uruapan, el licenciado José Luis Sahagún de la Parra, a quien los uruapenses conocieron como el Padre Sahagún.
A los 90 años de edad, víctima de un mal respiratorio, falleció a las 00.00 horas del domingo 21, quien fuera fundador de la Universidad Don Vasco y del Instituto Morelos. Sus restos fueron velados en la capilla del plantel universitario del cual fue rector durante los últimos 21 años.

Más tarde se llevó a cabo una misa de cuerpo presente con la asistencia de cientos de personas, alumnos, catedráticos, intelectuales, padres de familia, autoridades y representantes de los diversos sectores de la sociedad.
Esta ceremonia estuvo oficiada por Monseñor Luis Castro, obispo de Tacámbaro; Mons. Jesús Sahagún, obispo emérito de Lázaro Cárdenas; el sacerdote y director de Guía, Alfonso Sahagún, éstos últimos hermanos del finado padre José Luis, pero también participaron los padres Mario Amezcua Barrera, Rubén Lara, Tomás Ríos y el director espiritual del Seminario Menor, Gustavo Ruiz Barajas.
GRACIAS POR SU PRESENCIA
En su turno, el obispo de emérito de Lázaro Cárdenas, Monseñor Jesús Sahagún de la Parra invitó a los presentes a “bendecir al Señor y darle gracias por lo que fue la vida de José Luis y de una manera o de otra tenemos ese deseo; queremos bendecirlo por todo lo que el Señor nos dio a lo largo de su camino y queremos también poner en sus manos sus errores y decirle al Señor: recíbelo en tu misericordia.

“Quiero sugerirles que todos le demos gracias al Señor por lo que nos va dando en nuestro camino. Den una mirada hacia atrás y verán cómo todos hemos recibido mucho del Señor”.
Añadió sobre la pérdida del licenciado José Luis Sahagún que “un acontecimiento de éstos nos ayuda a entender más el sentido y valor de nuestra vida”.
Mientras que hasta el sol pareció querer estar presente durante la eucaristía y el coro polifónico de Uruapan endulzaba el aire con sus interpretaciones, la ceremonia continuó con la lectura del evangelio y posteriormente habló monseñor Luis Castro, obispo de Tacámbaro.
Él evocó que el pasado viernes 19 de este mes estuvo en el hospital donde falleció el Padre Sahagún, el domingo 21, pues pasó una temporada en ese nosocomio y que ahí recibió la visita de los hermanos Alfonso y Jesús Sahagún. Recordó que con una diferencia de días compartieron la misma habitación.
Añadió que cuando supo que el sacerdote estaba enfermo fue a visitarlo, junto con el obispo de Apatzingán, Monseñor Miguel Patiño, y que lo vio un poco fatigado, pero que “lo consoló mucho la visita que le hicimos y luego comentamos que él tenía ganas de regresar pronto a sus actividades” y que en unos días más podría reintegrarse.

Sin embargo, relató el obispo de Tacámbaro que la mañana del domingo recibió la mala noticia. Luego añadió: “Dios Nuestro Señor le mandó cuando él estaba expirando un gozo, una alegría, porque José Luis había terminado su carrera en este mundo. Le había sido fiel a Dios, le había sido fiel a la iglesia y había sido un servidor de la comunidad cristiana”.
Manifestó que el rector de la Universidad Don Vasco “era parte importante de nuestra vida y ahora llegó a la plenitud de ésta. Para el que tiene fe, el término de la vida es la plenitud de llegar a la casa del Padre Dios. Se lo comento para que nos alegremos por ese regalo fue José Luis y que Dios puso en nuestro camino. Toda su vida fue una bendición de Dios para todos nosotros”.
UN RECONOCIMIENTO
A su vez, el P. Tomás Ríos, licenciado en Sagradas Escrituras y ex vicario cooperador del propio P. Sahagún durante algún tiempo, le hizo un reconocimiento.
“El siempre me apoyó como vicario y en la construcción de la escuela bíblica que da servicio a no poca gente aquí en Uruapan, que desea estudiar las Sagradas Escrituras. Siempre me respaldó incondicionalmente. Tanto moral como en ocasiones económicamente.
“La memoria del señor cura José Luis Sahagún, quedó grabada en el historial de la escuela bíblica y ahí quedará para siempre. Su apoyo estimuló para seguir adelante en esa obra y yo me he sentido muy agradecido con él”.
LA HISTORIA DE UNA VIDA
El licenciado José Luis Sahagún de la Parra nació en Cotija, Michoacán, el día 14 de febrero de 1920.
Estudió en el Seminario de Zamora, en donde más tarde sería por varios años, maestro de literatura y su Director Espiritual. En 1958 obtuvo la licenciatura en filosofía en la Pontificia Universidad Gregoriana. A su regreso asumió la subdirección del Seminario Mayor de Zamora.
A la ciudad de Uruapan llegó en 1962 y durante 27 años se encargó de la Parroquia de San Francisco. Fue cofundador con el P. Gonzalo Gutiérrez de la Universidad Don Vasco y del Instituto Morelos Primaria, de los maristas.
Luego de su jubilación se incorporó a la Universidad Don Vasco como Rector en 1989, puesto que ocupó hasta la fecha.
Él personalmente era un foco de irradiación de valores culturales, morales y espirituales.
Hombre de una gran bondad, generosidad y sabiduría, dedicó su vida al trabajo a favor de la comunidad impulsando siempre proyectos de trascendencia social.
EL ÚLTIMO ADIOS
Ya el lunes, cientos de habitantes de la localidad acudieron a despedirse del Sr. Cura Sahagún, durante una misa de cenizas en la iglesia parroquial de San Francisco, presidida por Mons. Javier Navarro Rodríguez, obispo de Zamora, y concelebrada por el ex obispo de Lázaro, Jesús Sahagún, hermano del finado J. Luis; José Fernández, arzobispo emérito de Chihuahua, y Fabio Martínez Castilla, obispo de Lázaro Cárdenas, más una veintena de presbíteros. El recinto sacro, que en su tiempo fue total y felizmente restaurado por el propio Sr. Cura Sahagún, lucía lleno de fieles, como prueba de que su memoria en la ciudad estaba viva. La homilía estuvo a cargo de este último, quien dijo que el Sr. Cura José Luis había sido una regalo de Dios para Uruapan y que había cumplido la misión que le había encomendado de representar su bondad.

Grecia Ponce Orrego

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 308 seguidores