MOSAICO, 4-X-012

Español: Edificios en construcción a lo largo ...

Español: Edificios en construcción a lo largo del Paseo de la Reforma. El complejo de las tres torres de Reforma 222 y las dos torres de Capital Reforma (en construcción) en Paseo de la Reforma, Ciudad de México. (Photo credit: Wikipedia)

Español: Torre Mayor desde el Paseo de la Refo...

Español: Torre S.T Regis y Torre Mayor en Pase...

Español: Torre S.T Regis y Torre Mayor en Paseo de la Reforma, Ciudad de México. (Photo credit: Wikipedia)

Español: Paseo de la Reforma, Torre Mayor, Tor...

Español: Paseo de la Reforma, Torre Mayor, Torre Libertad en la Ciudad de México. (Photo credit: Wikipedia)

Español: Edificio Reforma 265 ubicado en Paseo...

Español: Edificio Reforma 265 ubicado en Paseo de la Reforma en la Ciudad de México. (Photo credit: Wikipedia)

Martínez Campos, 4/X/012

GUIA

MOSAICO

Silviano Martínez  Campos

LA PIEDAD, 4 de Octubre.-  EL COMPAÑERISMO, ESE don que a mi modo de ver sólo da la convivencia y el trato directo en los ambientes laborales o profesionales, a mi modo de ver no es una flor que abunde, en los jardines de las relaciones humanas. Lo impiden las disposiciones personales, o de los grupos, o los esquemas que use uno para relacionarse, porque no es lo mismo el compañerismo del trato humano, que la camaradería fincada, a veces, en el esquema ideológico que uno trae, en el momento, y que puede hasta volverse efímero. DIGO ESTO PORQUE recuerdo, estoy recordando, aquellas convivencias, dentro y fuera de sus instalaciones, en el Instituto Federal Electoral durante las jornadas consideradas ahora históricas, del 2000, entre consejeros, vocales y trabajadores en lo que fue, entonces, cabecera de este distrito.  Había una motivación que afloraba en el ambiente: estábamos realmente participando todos, junto con miles de funcionarios electorales en el país y los millones de votantes, en un cambio que, en medio de tropiezos y desencuentros, estaba realmente transformando a México. LAS CONVIVENCIAS, PUES, los tratos amables (sin sublimar, por mi parte, roces inevitables en toda convivencia), a fin de que los procesos no se salieran de su cauce legal. Y “afuera”, una que otra convivencia, de esas también necesarias para afianzar la fortaleza de espíritu y de cuerpo. De esas que sin llegar a banquete, podrían catalogarse en el rango de comidas (almuerzos)  profesionales, pues. Durante una de ellas, me permití, en lo que tengo cayo, externar mis confidencias y dije que carecía yo de método para estudiar y leer y que mis lecturas obviamente no eran académicas, sino motivadas por la necesidad profesional o el gusto de informarme, del momento. Pues ese es su método, me repuso Angélica, competente abogada ,vocal de grata memoria en el trabajo de aquellas jornadas.  COSA  PUES DE MÉTODO, en mucho autodidacto. Recuerdo cómo en aquellos tiempos de aprendizaje infantil, memorizaba uno, literalmente, los textos y era un mérito hacerlo. Pero recuerdo también cómo en un plantel de corte eclesial, en Puebla, nos enseñaban a leer mediante una regla golpeadora (en la mesa o escritorio, claro) que llevaba el ritmo mediante uno, dos o tres golpecitos para indicar pausas en comas, puntos y comas y puntos seguidos y aparte. Así aprendió uno el ritmo en la lectura. Gracias.  NO ALCANZA MI capacidad de previsión para considerar si el libro tiene porvenir ante el acelere de los medios electrónicos. Con mayor razón  si no se imponen métodos novedosos en cuanto a elaboración del papel, por aquello de que los árboles no alcanzan y alcanzarán menos, para elaborarlo. Pero de que sigue vigente la necesidad de leer, textos impresos en papel o electrónicos, que ni qué. Se llevó aquí a cabo el primer encuentro regional de bibliotecarios y se entregaron reconocimientos a bibliotecarios con más de 20 años de servicios. El alcalde piedadense Hugo Anaya Ávila, dijo a los presentes “ que las bibliotecas deben ser entidades vivas donde haya actividad y no espacios exclusivamente de almacenamiento de libros, revistas, enciclopedias, cuentos, periódicos y otras diversas ediciones. Para ello, insistió, es clave el papel del bibliotecario y su acercamiento a la gente”. Había pugnado porque se cultive el deseo por la lectura y que los bibliotecarios acerquen a toda la gente, especialmente a los niños, el mundo de los libros. SEPTIEMBRE, EL MES patrio, es desde luego mes para recordar. Recordar a los héroes y heroínas “que nos dieron  patria”. Diría que no sólo recordarlos en la anécdota histórica ni con bellos desfiles, sino con su memoria para nosotros, aquí, y ahora, hacer patria. Es un lugar común, pero debe repetirse porque la patria (ahora también se dice matria), el lugar donde nuestros padres y madres, parece salirse de nuestras manos.SEPTIEMBRE, PARA RECORDAR aquel día 19 cuando retembló en sus centros la tierra, con los grandes terremotos en la ciudad de México, principalmente. Pero hubo otro “terremoto” que a veces olvidamos, la gran explosión de solidaridad, un millón en las calles desenterrando muertos, ayudando a heridos y dando alimento a los menesterosos. AUNQUE YA ESTAMOS en octubre, recordar que ese 2 de octubre no se olvida. Y cada quien la recuerda a su manera, con protestas a veces desubicadas, arremetiendo contra los que ahora no la deben. Pero sí, recuerdo, entre otros acontecimientos, aquellas gigantescas manifestaciones por Paseo de la Reforma, mismas que  presencié desde la banqueta. Nunca he vuelto a ver y sentir un corazón colectivo palpitar al unísono por una noble causa. ALONSO LUJAMBIO FUE homenajeado por el gobierno federal, encabezado por el Presidente Felipe Calderón. Claro, un recuerdo por el funcionario víctima de la enfermedad. Pero también la emoción, el afecto externado por deudos y funcionarios. Aunque suene raro, estos también son actos de amor. Tal vez a la política le haga falta desarmarla de intemperancia, golpeteo inmisericorde, destrucción contra todo lo que se atraviese, ejercicio de riñones, para darle también algo, o mucho, de corazón. Amor (esto suena raro en ese medio) pero traducido en justicia, solidaridad, cuidado del débil, y esto, expresado así, suena más razonable. HOY 4 DE octubre, día de San Francisco, el de Asís. Su espíritu de vinculación a lo creado, sigue vigente. Recuerdo a muchos “franciscos” que han pasado por mi vida. En particular mu abuelo materno papá Pachito, no ilustrado, pero sabio, interesadísimo por el acontecer global, mucho antes que la palabrita se  pusiera de moda; a la madre Francisca, que en Penjamillo me enseño a leer y me mandaba en el ínterin, con Marina la cocinera, para mis calditos de frijol sancochado. Y porque me regaló aquel librito que me introdujo en la lectura de mi tradición y en esas andamos todavía…Gracias. (www.lapiedadymiregion.wordpress.com; www.ziquitaromipueblito.wordpress.com; http://www.silviano.wordpress.com).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: