ANÁLISIS A FONDO. J. Francisco Gómez Maza. ¿LEYES PROTECTORAS?; PERIODISMO, EJECUTADO

CONCIERTO CONMEMORATIVO DEL 60 ANIVERSARIO DE ...

CONCIERTO CONMEMORATIVO DEL 60 ANIVERSARIO DE LA DECLARACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS (Photo credit: juanluisgx)

LUN 30-04-12

FRANCISCO GÓMEZ MAZA

ANÁLISIS A FONDO: ¿LEYES PROTECTORAS?

  • Protección a activistas y periodistas
  • Aprobada, Ley General de Vìctimas

Al cuarto para las 12, como se dice en lenguaje coloquial, los diputados aprobaron dos iniciativas muy importantes – aprobadas antes por el Senado de la república -, que ciertamente no servirán para parar los asesinatos y revertir la inseguridad pública, pero que, como lo reconocen muchos, son un buen comienzo: la Ley General de Víctimas y la Ley de Protección a Personas Defensoras de los Derechos Humanos y los Periodistas.

Ambas reformas eran esperadas en el salón de sesiones tanto por representantes de la llamada sociedad civil, del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, como por los periodistas que cubren las actividades legislativas, y los gremios de trabajadores de la prensa, que hoy fueron clausuradas, luego de que los diputados cubrieron el trámite de aprobar y mandar al Ejecutivo, para su publicación, las leyes mencionadas, entre las que también discutieron la ley contra el lavado de dinero.

La Ley de Protección a Defensores de Derechos Humanos y Periodistas sale en momentos en que aún está fresca la noticia del viernes del asesinato de la reportera veracruzana Regina Martínez, y aunque ninguna de las dos leyes parará los asesinatos, secuestros, desapariciones forzadas etcétera de que son víctimas tanto la población en general como los activistas pro derechos humanos y los periodistas, dan cierta certidumbre jurídica. De perdida, hay ya mecanismos que alientan la defensa de los derechos humanos.

Con la aprobación de la ley de protección se ubica a los responsables de cuidar de la seguridad de activistas y periodistas,  o por lo menos de estar pendientes, y las autoridades ministeriales no tendrán ya pretextos para no investigar e ir al fondo de los hechos criminales. De alguna manera, la creación de estos mecanismos legales, aunque aún queda pendiente la elaboración de los reglamentos, da cierta certidumbre a la actividad de activistas y periodistas.

La Ley General de Víctimas contiene un sistema integral de atención, en el que se cruzan el derecho a la verdad, el derecho a la justicia, el derecho a la reparación integral y las garantías de no repetición de los delitos. Esta ley cubre también a los defensores de derechos humanos y periodistas, como tales.

Gracias a la Ley de Víctimas será establecido un Registro Nacional de Víctimas, que tan sólo en 2011 sumaron unas 70 mil en todo el país, víctimas de diferentes delitos. Asimismo, se establece un presupuesto inicial de 270 millones de pesos para la creación de un fondo de atención a víctimas.

Tal fondo será enriquecido con bienes decomisados, bienes producto de la Ley de Extinción de Dominio, bienes abandonados, bienes producto de la delincuencia organizada que son subastados, con las fianzas que se hacen efectivas, con las multas, con los intereses del propio fondo y por donaciones.

La Comisión de Derechos Humanos de la ONU saludó inmediatamente la aprobación de la ley de víctimas y la de protección a defensores de derechos humanos y periodistas.

La aprobación, el día de hoy, por el Congreso de tales leyes constituye un paso significativo para empezar a revertir la situación de precariedad creciente que enfrentan las víctimas del delito y de violaciones a los derechos humanos, así como las valiosas personas comprometidas con las causas de la defensa y promoción de los derechos humanos y la libertad de expresión en México, dijo la ONU en un comunicado repartido en la propia sala de prensa del palacio legislativo de San Lázaro.

En la promoción y elaboración de ambas leyes participaron miembros y organizaciones de la sociedad civil con el objetivo de consolidar el reconocimiento a la dignidad de las víctimas y al papel crucial que tienen laws personas que defienden los derechos humanos y las que ejercen labores periodísticas.

A desfondo: El periodo de sesiones de la LXI Legislatura fue clausurado ayer. El pleno nombró a una nueva mesa directiva que está en manos del Partido de Acción Nacional, así como a los diputados integrantes de la Comisión Permanente que sesionará de ahora a finales de agosto en el Senado de la República.

analisisafondo@cablevision.net.mx
Francisco Gómez Maza

++++++

DOM 29-04-12

FRANCISCO GÓMEZ MAZA

ANÁLISIS A FONDO: EL PERIODISMO, EJECUTADO

  • Van 111 asesinados
  • Basta ya de impunidad

El 10 de enero de 1978 fue asesinado el periodista Pedro Joaquín Chamorro. La revolución sandinista se generalizó y, al año siguiente, derrumbó la dictadura de Anastasio Somoza en Nicaragua. Un solo periodista tuvo que ser ejecutado para que los nicaragüenses se desembarazaran de una de las más sangrientas dictaduras del continente.

En México, van 111 periodistas asesinados, en los últimos 17 años (24 en el sexenio de Ernesto Zedillo; 30, en el de Vicente Fox, y 57, en el de Felipe Calderón), y no pasa nada.

Y continúan: El más reciente ha sido el de la reportera Regina Martínez, encontrada. El viernes, asfixiada por estrangulamiento en su residencia de de Xalapa, estado de Veracruz.

Lo interesante es que desde las redes del poder político gubernamental se achaca la autoría de las ejecuciones de periodistas al crimen organizado. Sin embargo, según organizaciones dedicadas al seguimiento de los asesinatos y agresiones, el llamado crimen organizado sólo aparece como responsable del 7.5 por ciento de las agresiones.

Datos duros de los autores de todo tipo de agresiones a periodistas mexicanos: No identificados, 9.1%; simpatizantes de partidos políticos, 7%; funcionarios gubernamentales, 25%; otros servidores públicos, 18.5%; uniformados, 33%, y delincuencia organizada, 7.5%.

Entre los agravios perpetrados hasta  2011, las organizaciones Artículo 19 y Cencos tienen registrados 159 en el periodo de Zedillo; 208, en el de Fox y 633, en el de Calderón.

Y parece que la tragedia no importara más que a un reducido grupo de periodistas, entre veteranos y muy jóvenes. El resto está preocupado por otros asuntos, cuando el asesinato de un periodista revela toda la podredumbre y el estercolero en que se mueven los poderes políticos y económicos, de derecho y de hecho. El periodista es un ícono de la libertad de que deben de gozar los ciudadanos. Quién mata a un periodista, no es exageración, intenta matar la democracia.

A lo más que se ha llegado, en este final de sexenio, es a que el Senado, como lo prometió desde hace varias semanas, aprobara por unanimidad la Ley de Protección a Defensores de los Derechos Humanos y Periodistas. Hoy lunes, los diputados tendrían que hacer lo suyo y aprobar ese mecanismo legal, antes de que su presidente, el perredista Guadalupe Acosta Naranjo pronuncie el discurso de clausura del último periodo de sesiones del sexenio.

Es de esperarse que, como lo hicieron los senadores, los diputados archiven por unos momentos sus diferencias y aprueben la minuta. No servirá de mucho, pero servirá de algo. No detendrá las manos asesinas, pero dispondremos de un marco legal y jurídico para que los ministerios públicos no sigan haciéndose guajes en la investigación de los asesinatos y la persecución de sus autores, sean del “cártel” que sean…

El asesinato de la colega veracruzana conmovió al sector más sensible del periodismo nacional. No es muy grande, pero en él están los periodistas comprometidos con el periodismo, ese que da voz a quienes no la tienen.

Ayer domingo, estos periodistas se reunieron a las puertas de la representación del estado de Veracruz para manifestar su consternación e indignación, ahora, por el asesinato de Regina, corresponsal de la revista Proceso.

La alerta dada por el grupo de periodistas congregado ayer fue lanzada a Felipe Calderón, a Marisela Morales (procuradora general), a Javier Duarte, gobernador del estado, y a Felipe Amadeo Flores, procurador estatal).

Veracruz es el estado mexicano en donde han sido asesinados más periodistas. Miguel Ángel López Velasco, Misael López, Yolanda Ordaz de la Cruz, Noel López Olguín, Evaristo Ortega Zárate, y Regina.

Todos los crímenes en Veracruz se mantienen impunes. Veracruz, como se aseguró durante la reunión de ayer, se ha convertido en uno de los estados de más alto riesgo para el ejercicio periodístico, pese a las reiteradas promesas y compromisos del gobierno estatal por esclarecer los homicidios.

Ayer mismo, el procurador veracruzano refrendó “el compromiso absoluto del gobierno de Veracruz para lograr el esclarecimiento de este caso” (el de Regina).

Es más, el funcionario dijo: “No tengan duda de que trabajaremos con todos los recursos que tenemos a nuestro alcance para esclarecer estos hechos…”

Cuántas veces hemos escuchado este discurso.

Hasta ahora, de nada han valido los compromisos de palabra, ni la creación de fiscalías o leyes para la protección de los periodistas. México se ha convertido en uno de los países más peligrosos del mundo para nosotros.

Los periodistas reunidos ayer reclamaron:

“”Basta ya de impunidad en los crímenes contra periodistas”.

analisisafondo@cablevision.net.mx
Francisco Gómez Maza

+++++

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: