MOSAICO, 13–VII–011

Martínez Campos, 13/VII/011

Al fondo, el Cerro del Metate. Foto de Silviano

GUIA

MOSAICO

Silviano Martínez Campos

LA PIEDAD, 13 de Julio.- NO, POS . Las cosas han cambiado, lo vemos por todos lados. Aun cuando no a la medida de nuestras necesidades, de nuestras expectativas, de nuestros deseos. Por lo común se admira uno de los aceleradísimos y espectaculares cambios tecnológicos y olvida los de más fondo, los de las relaciones sociales, los de la interpretación de las cosas, los del sentido, pues. Aunque viéndolo bien, no deja uno de admirarse de que haya uno, en su ámbito rural, campirano, observado aquellos espectaculares cambios tecnológicos y sociales asociados: de la cultura del molcajete (con su tejolote) a la de la licuadora; de la cultura del metate (con su pesada mano también de piedra), a la de la tortilladora manual o mecánica; de la cultura de la lámpara de petróleo (aparato de lata por más señas) o cuando más un quinqué (linterna con bombilla), a la bombilla, el foco de la luz eléctrica; del lavado de la ropa en “lojodiagua” o en el arroyo, a la lavadora (cuando se puede); de la yunta de bueyes con todo y sus aperos, su barzón, su timón, coyunda, clavija, arado de palo con todo y cuñas y telera, a las mulitas y a los caballos o al tractor (cuando se puede); del llevar el agua en cántaros de esos tradicionales de Zináparo, fuese al hombro, fuese en burra de palo, o en burra de a deveras mediante arames, al sistema de agua potable casero. Y CAMBIO DE frecuencia, porque si nó, no acabo de contar nunca las maravillas tecnológicas, comenzando por esta que estoy usando, la computadora en lugar de la máquina mecánica de escribir (que usé por más de 30 años en las redacciones y en casa); las señales de humo (no se crea, es metáfora) por el telèfono, el fax, el celular (cuando es pertinente); y la biblioteca con libros “de a deveras” por la biblioteca virtual (aunque no se crea, también de a deveras). OTRA VEZ CAMBIO de frecuenca, para referirme a otros cambios, si no muy espectaculares entre el `público aficionado a la cultura del espectáculo mediante la pantalla, sí determinantes, para nuestra incipiente convivencia política. Aunque aquellos tiempos no me agarraron en edad de votar ni de ser votado, aunque de alguna manera tal vez me haya tocado ser botado a causa de mis juventudes e inexperiencias, por ser patarato en mis concepciones ideológicas, por mi formación inicial más o menos conservadora…y por mis ideales, a los que nunca renuncio, je je. Llegué, pues, a saber cosas que ahora me parecen curiosas. Que el candidato ya estaba nombrado desde arriba; que la consorte votaba, en casos, a través del consorte; que vote por la banderita, que los de enfrente son reaccionarios y herederos de Maximiliano y nosotros somos los buenos (y además el pastel es para nosotros, aunque esto ni se decía ni se expresaba así). Y que hay qué preguntarle al padrecito por quién votar. Y que el padrecito dice que esta canción es prohibida y tal vez no por la referencia a lo impudibundo del pecho de la mamá, sino por el barzón agrarista al que se refiere. Y que la falda de la muchacha debe ir no más arriba, y no es que se mida por cuartas o sesmas, con la mano, ni que el mismo padrecito lo compruebe in situ, sino que las directrices vienen desde arriba, porque así son las cosas. NÓ, NO ME considero “amarillo”, aunque simpaticé con el movimiento de Càrdenas y voté dos veces por él, y me simpatizaba su movimiento inicial dado mi origen, mis convicciones populares y acaso mi práctica (trabajé en el campo, trabajé como obrero, como empleado y fui sindicalizado, periodista miembro de un gran sindicato); nó, no me considero “azul”, aunque simpaticé con Fox y voté por él. Mi raigambre socialcristiana me impedía sostener el prejuicio de que “el agua y el aceite no se juntan”, porque llegué a saber que Occidente, para bien o para mal, fue formado por el cristianismo (la iglesia naciente y luego clerical). Así es de que no me encajono, y me considero abierto en estas cuestiones. Eso sí, por origen y formación, con mis preferencias, pero siempre por el lado de la paz, la civilidad, el entendimiento, y desde luego y sobre todo, por una sociedad justa, aunque esto la mera verdad hoy por hoy sea difícil alcanzarlo. SANTIAGO CREEL DE nuevo aspirante a la candidatura presidencial. Cuando como aspirante a la candidatura, durante el proceso interno panista vino por aquí, la militancia regional se volcó en torno a él. Pero resulta que ganó Calderón y cuando vino, la militancia se volcó en torno a él. No sé si el Presidente vaya a tener candidato interno de sus preferencias, entre Creel, Josefina, Cordero y quién sabe cuántos más. Pero de que apoyará de alguna manera al candidato formal de su partido, ni dudarse. En toda democracia se vale. Sólo que no se vuelque sobre él, el dinero público ni las políticas de fines del sexenio lleven dedicatoria. EL GRAN MOVIMIENTO de la reivindicación de la mujer, aparte de todo el derecho de ser considerada como la media naranja y parte indisoluble de la especie (“macho y hembra los creó”), lleva una función práctica: este mundo no se enderezará sin la mujer. El gran movimiento renovador de la Iglesia Católica, por su responsabilidad en la formación de Occidente y su gran influencia en el mundo, antes y ahora, sobrepasa las fronteras internas de “confesión” o gremio. El anticlericalismo emotivo, golpeador, debe tener sus razones y sus causas históricas. Pero la crítica de fondo, apunta hacia la necesidad de transformar la Iglesia porque el mundo no se regenerará sin ella. (“Transformar el mundo, una tarea para la Iglesia”. Vincent Cosmao) (www.lapiedadymiregion.wordpress.com; www.ziquitaromipueblito.wordpress.com; www.silviano.wordpress.com).

Anuncios

Una respuesta

  1. ¡Ahora sí, cuando el futuro nos alcanzó!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: