ANÁLISIS A FONDO. Gómez Maza. PREOCUPANTE DELINCUENCIA COMÚN

21-10-10
FRANCISCO GÓMEZ MAZA
ANÁLISIS A FONDO: PREOCUPANTE DELINCUENCIA COMÚN

• La inseguridad nuestra de cada día

• Preocupante incremento del delito

Los delitos violentos son el pan nuestro de cada día, en este caso, en el Distrito Federal y en el estado de México. Los ciudadanos salen a la calle, la mayoría, porque tiene necesidades que resolver, pero nadie, nadie, está exento de ser asaltado, robado, agredido, e inclusive asesinado. El Informe 2010 de la Encuesta de Victimización y Eficacia Institucional, (Envei) elaborado por el Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) Y dado a conocer hace unos días por Consulta Mitofsky, revela que los datos de 2009 sobre delitos violentos indican que, aproximadamente, casi 22 de cada 100 hogares en el Distrito Federal fueron víctimas de al menos un delito en el que se empleó violencia contra las víctimas. De modo similar, en el Estado de México, 23 de cada 100 hogares sufrieron al menos un delito con el uso de fuerza física. Los datos de 2009 muestran un preocupante incremento de los delitos violentos. Los delitos serios aumentaron también durante 2009 en ambos estados federados, no obstante que crecieron menos de lo que lo hicieron en 2008. El panorama es algo más optimista en el índice de delitos no serios. Este resultado se observa en ambas entidades federativas. La confianza en los tribunales de justicia continúa siendo estable y muy baja durante 2009, de acuerdo con el informe. Durante 2009 se nota una muy leve mejoría de la evaluación ciudadana sobre el desempeño policial en el Distrito Federal, al mismo tiempo que se observa un leve empeoramiento de la satisfacción de los mexiquenses respecto a su policía. El documento constituye una breve síntesis de los hallazgos más importantes de la Encuesta de Victimización y Eficacia Institucional (Envei) durante el año 2009 en el Distrito Federal y el Estado de México, en lo referido, principalmente, a las tendencias delictivas, la evaluación ciudadana sobre la policía y el Ministerio Público, y la eficacia institucional percibida por víctimas de delitos que hicieron la denuncia correspondiente. En el reporte sólo se mencionan algunos de los resultados que se consideran más relevantes y significativos. En septiembre de 2010 se publicará el informe completo, en versión impresa y en el sitio web del PESED (http://www.seguridadpublicacide.org.mx. En este mismo sitio web se pueden encontrar las bases de datos de todas las encuestas realizadas por el PESED (Programa de Estudios y Estado de Derecho División de Estudios Jurídicos CIDE) –tanto las de Victimización y Eficacia Institucional como las aplicadas a población en reclusorios- y bases de datos sobre incidencia delictiva, seguridad pública y sistema de justicia en México. Asimismo, en la página de internet de Geocrimen del CIDE se puede encontrar información cartográfica y estadística que apoya a la investigación delictiva. Es posible entrar a Geocrimen desde el sitio web del PESED o en http://geocrimen.cide.edu

El documento cuenta con tres secciones: una dedicada a los resultados sobre victimización, otra sobre las percepciones de las/os ciudadanos sobre la justicia, la policía y el Ministerio Público, y una parte final sobre la evaluación que víctimas de delitos que presentaron sus denuncias hacen sobre el desempeño mostrado por estas dos últimas instituciones. Las tendencias delictivas en 2009 continuaron el patrón de aumento observado durante 2008. Como lo señaló el informe de la Envei en aquel año y tal como cabía esperarse a partir de la literatura comparada sobre entornos de aumento del desempleo, el comportamiento de los índices delictivos aumentó a partir de 2008 – especialmente durante el segundo semestre-, luego de varios años caracterizados por una relativa estabilidad. Aunque los datos recabados en los levantamientos de la Envei en 2009 no permiten afirmarlo de manera contundente, la recesión económica mundial (que repercutió en la economía mexicana especialmente en lo concerniente al cierre de puestos de trabajo existentes y a las limitaciones en materia de generación de nuevos empleos entre fines de 2008 y casi todo 2009) parece ser el factor desencadenante del aumento de los delitos a partir de 2008. La tendencia de aumento de los delitos durante 2009 –como cabía esperar- siguió el mismo camino que en 2008. Las tasas delictivas continuaron incrementándose. Esta tendencia se observa tanto en el Distrito Federal como en el Estado de México. Sin embargo, existe una diferencia importante entre ambas entidades federativas: el aumento de los índices delictivos durante 2009 fue mayor en el Estado de México que en el DF. Así, en el estado de México, el índice de delitos totales creció aproximadamente un 25 % durante 2008, mientras que mostró un aumento mayor en 2009 del orden del 33%. En el Distrito Federal, luego de mostrar un dramático aumento de más de un 60% durante 2008, tal incremento se limita a un aumento de menos del 5 %. Por otra parte, no todos los tipos de delitos aumentaron de igual modo. Los datos de 2009 muestran un preocupante incremento de los delitos violentos, tanto en el Distrito Federal como en el estado de México. Unas pocas cifras de esta investigación revelan que los delitos en los que se ejerce alguna forma de violencia crecieron en el DF de 18.56 % en 2008 al 21.52 % en 2009. Asimismo, en el estado de México también hubo un importante incremento: mientras que en 2008 hubo un 16.49 % de hogares que sufrieron por lo menos un delito con violencia, esa cifra se incrementó al 22.59 % en 2009. Los delitos serios también aumentaron durante 2009 en ambas entidades federativas, aunque crecieron menos de lo que lo hicieron en 2008.1 Comparado con el preocupante aumento del año anterior, la situación parece haber sido controlada durante 2009, aunque el crecimiento del porcentaje de hogares que sufrió al menos un delito serio en ambos estados continúo en aumento. El panorama es algo más optimista en el índice de delitos no serios. Este resultado se observa en ambas entidades federativas, aunque es especialmente destacable en el Distrito Federal. En el DF el porcentaje de hogares que fueron víctimas de al menos un delito no serio disminuye levemente. En el estado de México, los delitos no serios aumentaron, pero no en el grado que lo hicieron los delitos serios y iolentos. El incremento de delitos serios y violentos junto al decremento de los delitos no serios podría señalar una paulatina organización y especialización de un tipo de delincuente que, en años anteriores posiblemente transitaba entre la economía informal y la eventual comisión de delitos menores y que, actualmente, debido a la limitación de oportunidades en la economía informal, ha incurrido en delitos serios, lo que los torna a ser más propensos al empleo de fuerza física al cometer un delito. Otra posible línea explicativa es que los altos índices de impunidad permiten que el uso de violencia se extienda. La confianza en los tribunales de justicia continúa siendo estable –y muy baja durante 2009.

http://analisisafondo.blogspot.com/
http://lacomunidad.elpais.com/analisisafondo/2010/10/21/analisis-fondo-preocupante-delincuencia-comun
analisisafondo@cablevision.net.mx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: