Bolivia. Evo, el pollo y los gay. Por Flavio Dalostto

(Fuente: http://la-opinion-argentina.blogspot.com/)
Bolivia: Evo, el pollo y los gay

Por Flavio Dalostto
Es incómodo explicar los dichos de otro, sobre todo si ese otro no quiere que se los expliquen o si los dichos de ese otro fueron serruchados del contexto en que se dijeron.
Evo dijo, entre otras cosas:
1) Que las hormonas femeninas que inoculan a los pollos, provocan una tendencia a la homosexualidad en los hombres…
2) y crecimiento prematuro de los pechos de las mujeres.
3) Que el tipo de alimentación de la cultura europea, provoca calvicie.
4) Que la Coca-Cola sirve para destapar inodoros.
Primero: Si ustedes observan bien, Evo enumeró lo que se llama “leyendas urbanas”, esos datos o hechos que todos dicen que “un amigo de un amigo” vio o protagonizó, pero que nadie comprobó. Yo también escuché mil veces decir que la Coca-Cola la usaban los mecánicos de talleres para hacer saltar una tuerca oxidada que no salía; o que cuando a un fulano lo operaban del aparato digestivo, tenía en las tripas el color de la Coca-Cola. Yo no sé si eso es cierto, pero son cosas que se afirman “popularmente”.
Segundo: Al hablar del “ser” del hombre, como afirmación de la masculinidad, simplemente enunció lo que para cualquier persona heterosexual, es un ideario de costumbres o comportamientos culturales, con respecto a un hombre o a una mujer. Evo enunció sus preferencias y las defendió.
Dijo que una de las causas de la homosexualidad, es el consumo de pollos con hormonas femeninas. Yo no sé nada de eso, pero sé que cuando en los laboratorios se inoculan hormonas femeninas a ratones machos se vuelven hembras y cuando se inoculan hormonas masculinas a ratones hembras se vuelven machos. También sé que TODOS somos mujeres durante los primeros días de gestación en el vientre materno y luego algunos nos convertimos en varones, porque desarrollamos otro tipo de hormonas. El problema es que la palabra “desviación” se identifica con “enfermedad”. En el imaginario popular del hombre boliviano y latinoamericano, en gran medida, se percibe así.
“Lo que Evo olvidó es que no estaba con sus amigos cochabambinos comiendo pollo en el Chapare, sino ante una multitud de 20.000 personas representando a todos los países y pueblos de la Tierra. Y que muchos representantes de movimientos gay y lésbico apoyan su cruzada en defensa de la Madre Tierra”
Tercero: En todo momento en que hizo esos comentarios, Evo se reía o ironizaba. En ningún momento se puso “serio” para decirlas. Estaba en un clima de confianza, se sentía “en casa”, y bromeó como se bromea en una reunión entre amigos. Evo pertenece a una cultura donde los arquetipos “masculino” y “femenino” están socialmente muy delimitados, y donde hasta hace muy pocos años, los homosexuales se escondían o se los burlaba. Todavía sucede en gran medida, aunque más solapado.
Evo, más allá de su historia revolucionaria, es producto de una sociedad conservadora; y lo que hay que valorar en él, son sus esfuerzos para llevar a la práctica acciones concretas, legales y políticas, y no estos comentarios infelices. Lo que Evo olvidó es que no estaba con sus amigos cochabambinos comiendo pollo en el Chapare, sino ante una multitud de 20.000 personas representando a todos los países y pueblos de la Tierra. Y que muchos representantes de movimientos gay y lésbico apoyan su cruzada en defensa de la Madre Tierra.
El comentario de Evo estuvo mal, y él deberá reconocerlo. Y más allá que sacaron sus palabras de contexto, y que fueron dichas en un clima de broma, cayó mal en quienes no merecen esas palabras. Sí, el presidente tiene derecho a defender sus arquetipos personales; pero no puede relacionar a la homosexualidad con una enfermedad o “desviación”. La homosexualidad es una preferencia y un derecho, del mismo modo que Evo tiene los suyos.
Evo debe disculparse; porque todos los que lo queremos, esperamos más de él.
—-
Fuente: http://la-opinion-argentina.blogspot.com/
Leído: 272 lecturas | Servindi | Actualidad, Opinión | 04 23rd, 2010 | 3 comentarios »
(+2 calificacion, 2 votos)

Loading …
3 respuestas
1. # 1Antonio dice:
Abril 24th, 2010 a las 20:25
Ya sé: Le ha picado el pollo en “su ser como hombre” y ya se sabe que en esas circunstancias uno no razona adecuadamente.
Parece ser que los conquistadores españoles, entre otras muchas lacras, llevaron la estupidez a America, y por lo que se vé, contagiarse, se contagiaron, pero todavia no han desarrollado defensas frente a westa epidemia. Efectivamente, ¡pobre Bolivia!
2. # 2Jaime dice:
Abril 25th, 2010 a las 5:12
Si, joder, se equivocó y es de “hombres” pedir disculpas.
3. # 3Juan X dice:
Abril 26th, 2010 a las 8:17
Mayoritariamente de acuerdo con el articulista. Con respecto a las hormonas, pollos y la homosexualidad, decirles que ya en el siglo pasado se tenía bien claro que las hormonas en los seres humanos no modificaban en nada su orientación sexual aunque sí con sus caracteres sexuales secundarios (voz, hirsutismo entre otros)y en esa medida si es plausible afirmar que pudieran haber alteraciones ese nivel, pues tambien es cierto, si los medios no mintieron, que esas aves de corral son inoculadas con hormonas de diverso tipo para su maduración crecimiento y desarrollo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: