MOSAICO, 4–III–010

Martínez Campos, 4/III/010
GUIA

MOSAICO
Silviano Martínez Campos
LA PIEDAD, 4 de Marzo.- CON TODO EL respeto para las hormigas, ni por asomo se me ocurriría comparar un hormiguero con un conglomerado humano, aunque hay algunas ciudades que tal vez, en casos, pudieran asemejarse a la casita de las hormigas. Pero sí recuerdo en la infancia, cómo la curiosidad y la travesura hacían que un niño rural agarrara piedritas o piedrotas y la emprendiera contra panales, nidos de chacuacos, de jicotes, avispas u hormigas, sin que los animalitos tuvieran la menor defensa contra la agresividad, tal vez innata en el incipiente “homo sapiens” (algunos ya dicen que “demens”).

Digo esto, porque bastaba una piedrita, lanzada a un hormiguero cuando los trabajadores insectos colorados estaban en lo más afanoso de su labor diaria, para desquiciar a todo el hormiguero. Un desconcierto, total, pero un rato más y no sé por qué ordenada ley biológica, volvían a reagruparse, ordenarse y seguir trabajando las hormigas.

DECIA CON TODO el respeto para el humano, comenzando por mí, porque hasta donde yo sé, “homo sum et nihil humanum alienus est mihi, puto”, según le capté alguna vez a un texto romano, cuyo autor de momento no recuerdo, y espero haber citado correctamente. Por lo tanto no soy hormiga. Aunque ya se comienza a comprender que hormigas, tábanos, chacuacos y avispas, forman con nosotros la trama de la vida y compartimos todos el mismo código de diseño inicial, hasta llegar al umbral, al saltito que nos hizo homo y sapiens.

SE ME OCURRE pensar y decir lo anterior, porque la mera verdad, estos días ya no vemos lo duro sino lo tupido, en eso de los terremotos, a cual más destructivos: el de Haití, hace semanas, el de Chile, hace días y el de Taiwán, esta misma mañana. Tal vez la coincidencia con la reacción de las hormigas, es que en nuestro caso y según lugares y circunstancias, nos atrapa el miedo, el temor, es natural y en veces, hasta el pánico. Pero la reacción no es “automática”, caso de las hormigas, sino vamos digiriendo nuestra tragedia, comenzamos a reaccionar ya no como hormigas, sino como semejantes, como humanos, y se dan verdaderos actos de heroísmo, de solidaridad dentro del propio “hormiguero” y de “hormigueros” de todo el planeta y mil disculpas por estos términos comparativos, no encuentro otros.

LO BUENO QUE, entre nosotros, hay otras pautas de conducta, ya que por eso, somos humanos. Y el romano ya lo dijo: considero (eso significa la palabrita latina puto) , puesto que soy humano, nada humano me es ajeno. O algo así. Y viene la reorganización institucional (que ojalá en adelante sea preventiva y no paliativa) porque, entre las muchas acciones civiles y gubernamentales, por ejemplo entra en función el Fondo de Desastres Naturales, que libera recursos para remediar los males, como hace semanas en municipios michoacanos del Oriente, y ahora para municipios de Zacatecas, afectados por lluvias. DESDE LUEGO, EN el caso de la república de Chile, azotada por el sismo, sus réplicas y tsunamis consecuentes, la ayuda internacional no se ha hecho esperar. Pero me llamó la atención que, el gobierno chileno, haya solicitado ayuda a la misma Organización de las Naciones Unidas. Comienza, en todas partes, a verse que dicho organismo, hoy por hoy, es necesario para reordenar el mundo, ahora globalizado y que, en algunos casos, no son suficientes, ante problemas planetarios, las acciones unilaterales de cada una de las naciones, por poderosas que sean. Y EL ACTOR que se ve ahora fundamental, el civil, también hace lo suyo.Y son muchas las asociaciones, organismos no gubernamentales. Caso del Foro UBUNTU, que considera “una necesidad imperiosa y justa”, el establecimiento de nuevos fondos de financiación para el desarrollo. Debe fundamentar su formulación en un amplio documento que deberá ser conocido, pero en su presentación del mismo asegura que :“Esto es así por dos razones principales. La primera es el escándalo diario de una gran parte del mundo, que vive en condiciones de subdesarrollo, con millones de personas que mueren por causa del hambre o de enfermedades que hoy son de fácil prevención o tratamiento (malaria, tuberculosis, poliomielitis, HIV/SIDA, etc.). Escándalo que se ha visto agravado en un contexto moral y éticamente insostenible, cuando recientemente hemos visto como, de repente, los fondos que no existían para afrontar las pandemias, el acceso al agua potable o la lucha contra el SIDA en África, sí que han aparecido para salvar un sistema financiero que nos ha llevado muy cerca del abismo por su codicia e irresponsabilidad”. ASI VA LA cosa, en una sociedad planetaria ya real, en los umbrales de una civilización planetaria ya en gestación, con agitaciones, convulsiones y sacudimientos sísmicos que nos agarran desprevenidos, superpoblados, concentrados en zonas urbanas y, para amolarla, armados hasta los dientes. Pero estamos entendiendo (lo dice el pensador Erich Fromm en “Anatomía de la Destructividad Humana”, que las guerras son de origen cultural y por lo tanto podrían muy bien desaparecer. Por lo pronto, aquí, y en todas partes, aparte de embellecer las plazas, no estaría mal prevenirnos para la próxima temporada de lluvias (bueno, esperamos que llueva, a como están las cosas).

(www.lapiedadymiregion.wordpress.com; http://www.ziquitaromipueblito.wordpress.com; http://www.silviano.wordpress.com).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: